En Piura buscan mejorar rendimiento de cultivo de banano orgánico

Más de cien productores de las Asociaciones de Bananeros Solidarios (BOS) y San Agustín de Mallares de Piura fueron capacitados para mejorar el rendimiento del cultivo de banano orgánico con la técnica de “Aprender haciendo”, en producción de abonos orgánicos (Compost, fosfocompost y bioles mejorados).

El método utilizado durante la capacitación para la elaboración del abono orgánico fue el Piramidal, un proceso que es favorecido por las temperaturas elevadas de la zona de Sullana y Piura, permitiendo una biodegradación rápida, obteniendo el producto de calidad en tan solo 25 a 35 días, a diferencia del método natural que dura entre 45 – 60 días.

El objetivo es mejorar la productividad y calidad de la fruta para obtener una oferta agroexportable de calidad y darle al suelo buenas condiciones físico-químicas, para que la planta absorba mejor los nutrientes. Este trabajo es desarrollado por la Dirección General de Competitividad Agraria del Ministerio de Agricultura.

Durante la jornada de capacitación se implementó en cada una de las organizaciones de bananeros mencionadas, dos núcleos pilotos de producción de abonos orgánicos considerando las exigencias de la norma GLOBAL GAP.

Estos Núcleos de Producción serán también instrumentos de aprendizaje y réplica para otras asociaciones bananeras. Se prevé que en esta primera etapa cada núcleo producirá 1,500 sacos de 50 kilos mensuales de abonos mejorados con macro y micronutrientes para ser incorporados en el cultivo de banano orgánico.

La República

LA BANANA ¿PLATANO ENGORDA?

Subtítulos
Composición del plátano por cada 100 gr.
La Dieta del Platano
Opinión de los especialistas
Originario del sureste asiático, crece espontáneamente en toda la región del Asia meridional.

Las leyendas orientales lo definían como símbolo de fecundidad y árbol del «bien y del mal». Los colonizadores lo introdujeron en Europa y África en el siglo XIV, llegando a Canarias en el XV. El desarrollo del cultivo de este alimento fue impresionante en las islas Canarias y de aquí paso al Caribe.

El plátano o banana es una fruta tropical de piel gruesa y pulpa carnosa –de tonalidad blanca o ligeramente amarillenta–, y cuando está maduro tiene un sabor y un olor suaves y delicados. Los de Canarias presentan un aspecto poco atractivo, con la piel salpicada de pequeñas manchas oscuras y su sabor es extraordinario. El guineo o enano es una variedad de pequeño tamaño y piel fina, que se consume cruda, mientras que las bananas de textura harinosa se utilizan más con fines culinarios.

Un alimento de gran valor nutritivo

Aporta unas 90 calorías por 100 gramos, es rico en azúcares y apenas contiene proteínas y grasas. Muy rico en potasio y magnesio, pobre en sodio, tiene también algo de hierro, betacaroteno, vitaminas del grupo B –sobre todo, ácido fólico– y C, buena fibra y algo de vitamina E. La presencia de las tres vitaminas antioxidantes (A, C y E) hace que figure como ‘fruta-salud’, un poco diurética y suavemente laxante, energética y remineralizante. Por todos esos motivos, constituye una fuente de energía natural y gustosa, excelente para niños y deportistas, porque sus carbohidratos ricos en almidón se digieren muy bien cuando el plátano está maduro.

Por el contrario, cuando la fruta está verde y se consume cruda resulta muy indigesta porque tiene gran cantidad de almidón que pasa sin digerir al intestino grueso, donde fermenta y produce gases. Los plátanos ricos en almidón como los caribeños grandes se toman cocinados. Aunque se dice que engorda, este producto no se puede aceptar como alimento solitario si no se incluye en una dieta global. Desde luego, para los niños, es mucho mejor un plátano que productos de pastelería y bollería industrial, cargados de azúcares y grasas poco recomendables.

El azúcar de las frutas es fructosa, pero el plátano contiene además glucosa. No conviene a los diabéticos. En la actualidad, la alta cocina lo utiliza desecado, maduro y pelado para labores de pastelería y es seguro que muchos bebés habrán comido la deliciosa y nutritiva papilla de plátanos maduros con azúcar.

Los plátanos son muy ricos en hidratos de carbono por lo cual constituyen una de las mejores maneras de nutrir de energía vegetal nuestro organismo. Serán muy indicados para la dieta de los niños, que precisan muchas veces de un alimento que pueda saciar su hambre rápidamente. Igualmente para los deportistas o para cualquier persona que requiera un sano “tentempié” en cualquier momento.

Esta capacidad saciante del plátano no debe llevar a confusiones y hacernos pensar que es una fruta que engorda y que es mejor no comerla para mantener un cuerpo delgado. Evidentemente el plátano es una de los frutos tiernos que proporcionan más calorías, sobre las 100 por cada 100 gramos, lo que equivale al peso medio de un Plátano de Canarias. Este número es mayor que las 60 calorías que nos proporcionan 100 gramos de manzanas o las irrisorias 22 que nos proporcionan cada 100 gr. de la sandía, pero ¿ quien se queda satisfecho con 100 gr. de manzana y menos con 100 gr. de sandía? ¿ Cuantos quieren comer dos plátanos seguidos? Por lo tanto comerse un Plátano equivaldría a comerse un poco más que una manzana ya que el peso de una pieza suele ser superior a la del plátano. En todo caso pocos se han parado a pensar que 100 gr. de bollería industrial les aportan 400 calorías y sin los minerales y las vitaminas que el plátano pueda proporcionar.

El plátano no engorda

Muy al contrario, por su riqueza en potasio ayuda a equilibrar el agua del cuerpo al contrarrestar el sodio y favorecer la eliminación de líquidos por lo que resulta una fruta muy adecuada para los que quieran eliminar peso, favoreciendo los regímenes de adelgazamiento. Por otra parte la eliminación de agua y sodio del cuerpo resulta esencial para el tratamiento de ciertas enfermedades, como la hipertensión , la gota, enfermedades reumáticas, etc. Además el potasio es un mineral que interviene en la regulación de los líquidos buen estado de los nervios, el corazón y de los músculos. Favorece, pues, la recuperación en estados de nerviosismo y depresión, previene los calambres musculares, fortalece los músculos, mejora la circulación, previniendo las embolias y aumenta el ritmo cardíaco en casos de debilidad cardíaca. Su riqueza en cinc puede aprovecharse para fortalecer el cabello, ayudando a prevenir la caída. Su contenido en pectina, que es más grande que el que posee la manzana, y fibra resulta muy interesante para el tratamiento del colesterol,

Es una fruta muy digerible, rica en componentes que estimulan la digestión por lo que es muy adecuada para combatir los casos de inapetencia, entre ellos la anorexia. Si llegar a casos tan extremos, los plátanos pueden despertar el apetito en los niños que tienen poca hambre, aun más cuando combinan con otros alimentos naturales, como las manzanas o las uvas, para realizar estupendas macedonias de frutas, muy ricas y nutritivas. Igualmente combinan muy bien con la leche, por ello tenemos la oportunidad de elaborar estupendos batidos, muy nutritivos.

Estudios realizados en la India, un país donde se come mucho plátano en forma de harina para confeccionar pan casero ( chapatis), han demostrado el poder del plátano en la prevención de úlceras gástricas y su capacidad para proteger la mucosa intestinal. Se ha comprobado como su poder protector resulta ideal para combatir la gastritis o prevenir las úlceras. Incluso puede utilizarse para la cicatrización de las mismas Para que esto sea efectivo se cree que los plátanos tienen que ser de las variedades de las grandes bananas que sirven para cocinar y que tienen que estar verdes. Hoy en día, muchas de estas bananas pueden comprarse en muchos establecimientos de forma desecada o cocinarlos, freírlos, etc..

Para aquellos con problemas de diarrea, los plátanos, ricos en taninos, pueden tener un valor astringente. Una papilla hecha con plátano puede ser una buena manera de cortar la diarrea en niños pequeños.

Otros componentes beneficiosos para desintoxicar el organismo son las vitaminas C y la vitamina A . El plátano es un fruto que presenta una gran riqueza de ambos. Su gran riqueza en vitamina C, combinada con su riqueza en fósforo, resulta ideal para el fortalecimiento de la mente. Comer plátanos resulta muy adecuado en las personas mayores para retrasar problemas de senilidad o en los estudiantes para aumentar la memoria, especialmente en épocas de exámenes.

En uso externo los plátanos, según la tradición popular, son adecuados para eliminar las verrugas. Para ello se saca la parte interior de la piel del plátano y se restrega sobre la verruga un par de veces durante una semana

Si resulta interesante comer las grandes bananas verdes cocinadas, los plátanos deben comerse crudos cuando estén bien maduros: Mejor es que tengan algunos puntos negros sin que estos abunden en toda la superficie de la piel, lo cual indicará que ya están demasiado maduros. Los plátanos se recogen verdes pero maduran una vez recogidos. Es este proceso de maduración el que produce sus azúcares y sus aromas tan característicos. Cuando compremos esta fruta no debemos guardarla en el frigorífico porque pierde el sabor y se pone incluso rancio. Deben comerse una vez pelados porque se estropean muy rápidamente.

Composición del plátano por cada 100 gr.

  • Maduro fresco
  • Agua 74, 2 gr.
  • Energía 92 Kcal
  • Grasa 0, 48 gr.
  • Proteína 1. 03 gr.
  • Hidratos de carbono 23, 43 gr.
  • Fibra 2, 4 gr.
  • Potasio 396 mg
  • Fósforo 20 mg
  • hierro 0, 31 mg
  • Sodio 1 mg
  • Magnesio 29 mg
  • Calcio 6 mg
  • Cinc 0,16 mg
  • Selenio 1,1 mg
  • Vitamina C 9,1 mg
  • Vitamina A 81 IU
  • Vitamina B1 (Tiamina) 0, 045 mg.
  • Vitamina B2 ( Riboflavina) 0,10 mg
  • Vitamina E 0,27 mg
  • Niacina 0.54 mg

Una banana mediana aporta 130 calorías y una manzana grande (típica fruta de dietas), tiene sólo 10 calorías menos. Además, la banana contiene potasio, un mineral muy necesario y difícil de encontrar en otras frutas.

La Dieta del Platano

La dieta del plátano está pensada para llevarse a cabo en un plazo de quince días. En este período se pueden perder hasta 6 kg. No es recomendable alargarla más de este tiempo por dos razones; puede caer en deficiencias nutricionales y además es un poco monótona por lo que existe el riesgo de saltarse las normas e ingerir más calorías de las debidas

Menú de la dieta

El menú de esta dieta se basa en la combinación de los plátanos con otros alimentos como leche desnatada, verduras, queso, ensaladas, huevos y carnes de ave.

Desayuno: un vaso de leche desnatada, una tostada con queso fresco y uno o dos plátanos.

Comida: una pechuga de pollo con ensalada y uno o dos plátanos.

Cena: un huevo pasado por agua, un plato de verduras y uno o dos plátanos.

Opinión de los especialistas

Los plátanos cuentan con la propiedad de ser un alimento muy saciante, por tanto si come dos plátanos le quitará el apetito y no será necesario comer mucho más. De esta manera el número de calorías consumidas es mucho menor que en otras dietas con mayor variedad de alimentos.

A largo plazo no es la mejor manera de perder peso, ya que es una dieta muy rica en glúcidos pero pobre en lípidos esenciales. Si se prolonga en el tiempo probablemente su organismo padezca carencias nutricionales.

Se trata de una dieta hipocalórica, rica en carbohidratos y proteínas pero escasa en grasas y estas son necesarias para el organismo; una buena dieta debe contener un 30% de su valor calórico en forma de grasas.

República Dominicana líder mundial en la producción de banano orgánico


SANTO DOMINGO.- La República Dominicana exportará este año unas 400 mil toneladas métricas  de banano, una cifra récord en la producción de la fruta en el país caribeño.

Esta estimación del Ministerio de Agricultura garantiza que Dominicana siga siendo el principal productor de banano orgánico del mundo y el suplidor mayoritario hacia el exigente mercado de la Unión Europea. El 65%  de la producción es orgánica

Es por esa y otras estadísticas productivas que la nación se le considera “una potencia regional en la producción agrícola”, como destacara recientemente el agregado agrícola de la Embajada de España en Santo Domingo, Antonio Fernández, quien según sus estimaciones exporta  entre el 50 o 60% del banano que se consumen en el mercado europeo.

“En los últimos cuatro años ha triplicado su venta en España, porque la fruta que se está produciendo en República Dominicana es de alta calidad, sana y  saludable”,  explicó Fernández.

La producción y las exportaciones de banano se han incrementado en los últimos 3 años, al punto que en 2010 se produjeron unas 300 mil toneladas y el país recibió unos US$200 millones en divisa. En 2009 las exportaciones de banano generaron una cantidad igual al año anterior y en 2008 recibió por ese concepto US$199 millones.

La producción de banano es una importante fuente  de generación de divisas para el país  y de empleo en las  provincias del Noroeste (principalmente Valverde y Monte Cristi),  Azua y Barahona.

Los aportes  del Gobierno se expresan en la aplicación de nuevas y modernas tecnologías en la producción bananera, entrega de implementos agrícolas, abonos, insecticidas, preparación de tierra,   préstamos blandos a los productores pequeños y medianos, según el Ministerio de Agricultura, que agrega que  ha sido encomiable la receptividad de los productores para implementar  en sus fincas los paquetes tecnológicos que han hecho posible alcanzar  niveles sanitarios y de inocuidad  que satisfacen los más exigentes requisitos de calidad de los mercados internacionales.

En el país hay  713 productores de banano dedicados a la exportación en 79,047 tareas,  de las que 52,763 son orgánicas (65%) y 27,370 convencionales (35%). La actividad agrícola emplea unos 2,673 trabajadores permanentes y 5,575 temporales. De las 713 fincas de banano, 522 son orgánicas.

EXPORTACIONES DE BANANO ORGANICO PERUANAS CRECIERON

Banano orgánico de Lambayeque. Foto: Andina

Banano orgánico de Lambayeque

En un 446 por ciento crecieron las exportaciones de banano orgánico de Lambayeque, en el norte peruano, hacia Alemania entre enero y agosto de este año, en comparación a similar período de 2010, informó hoy la Asociación Regional de Exportadores (Arex).

Carlos Ypanaqué Estrada, coordinador de Comercio Exterior de Arex, precisó que las ventas a dicho país pasaron de 35,000 dólares a 194 mil, lo que constituye uno de los avances lambayecanos más importantes en cuanto a exportación.

El mercado alemán, añadió, ocupa poco más del siete por ciento del total de envíos de banano orgánico.

Refirió que entre enero y agosto de 2011 las exportaciones lambayecanas de banano orgánico crecieron en 56.76 por ciento, al pasar de 1.7 millones de dólares a 2.7 millones.

Además, el volumen exportado se incrementó en 51.21 por ciento tras llegar a las 4,094 toneladas en dicho período.

Recordó que los principales países destino son Holanda con una  participación del 63 por ciento y un valor FOB (precio de la mercancía a bordo) de 1.7 millones de dólares; seguido por Estados Unidos con 11 por ciento y un valor FOB de 308 mil dólares; y Corea del Sur con 11 por ciento con un valor FOB de 305 mil dólares.

Japón se sumará este año a los países destino del banano orgánico con un valor FOB de 25,000 dólares; al igual que Panamá, con un valor FOB de 12,000 dólares; y Reino Unido, con 143 mil dólares, adelantó Ypanaqué.

 

EL BOOM DEL BANANO ORGANICO

Importante alternativa agrícola.

En el 2009, su exportación creció 30,06% en comparación al año anterior.

Por: Patricia Reyes

Agraria.pe.- El cultivo del banano orgánico en nuestro país, procedente en su totalidad de los departamentos de la costa norte del Perú, adquiere protagonismo en el sector agroexportador.

Esta exitosa alternativa de cultivo, tradicionalmente producida por pequeños productores y de baja rentabilidad, hoy se ha convertido en un producto “boutique”, altamente innovador y requerido en Europa, Estados Unidos y Japón, exportándose cerca de 4200 contenedores anuales. En el 2009, la exportación de bananos tipo “Cavendish Valery” creció en un 30.06% en comparación al 2008, pasando de 88.1 mil TM a 114.5 mil TM exportadas.

Es importante señalar que la comercialización del banano en el mercado internacional se realiza en cajas de cartón. Donde cada contenedor -exportado desde Sullana- contiene 1080 cajas y cada caja contiene cerca de 100 bananos orgánicos. Cada contenedor tiene un costo promedio en el mercado de $10 mil dólares.

“El éxito de la exportación del banano orgánico de Piura, es resultado de una buena gestión asociativa entre productores de pequeña escala. Tenemos el caso de los pequeños agricultores del valle del Chira organizados en la Central Piurana de Asociaciones de Pequeños Productores de Banano Orgánico (CEPIBO) y también, de la Red de Pequeños Productores de Banano Orgánico (REPEBAN)”, afirma el Ing. Carlos Custodio López, Coordinador de Cultivos de la Dirección Regional Agraria de Piura.

Al respecto, César Morocho, gerente general del CEPIBO, manifiesta que el “boom” de este producto, se debe principalmente a la modernización del cultivo, el empaque adecuado y el cumplimiento de los estándares internacionales.

“Somos los únicos que cultivamos, empacamos y comercializamos directamente con el exterior. Tenemos alrededor de 4 mil Has de cultivo, de las cuales, 3,500 se ubican en el valle del Chira. Contamos con 18 Km. de cable vía para trasladar el banano del campo hasta la zona donde se procesa; además, contamos con riego tecnificado y usamos abonos orgánicos provenientes del mismo banano. Estos avances tecnológicos, nos permiten ubicamos entres los primeros productores de banano orgánico en el mundo”, enfatiza César Morocho.

La Unión Europea es el principal destino del banano orgánico con un 60% del total exportado, seguido por los Estados Unidos con 31% y Japón con el 9% restante. Según datos de la Dirección de Agronegocios del Ministerio de Agricultura

DATOS:

En el II Congreso Internacional de Bananeros del Perú realizado en el 2009, el representante de la Red Peruana de Bananeros del Perú, Pedro Quezada Valladolid, manifestó que la tendencia para este año del crecimiento del banano será de un 20%.

De las 700 millones de cajas de banano que se comercializan en el mundo, 21 millones son cajas de bananos orgánicos.

La estacionalidad de exportación de este producto es durante todo el año, sin embargo; los picos de comercialización se centran entre los meses de agosto y octubre.
En el mercado exterior, la diferencia de precios entre el banano orgánico y convencional es de un 20%.

Dentro de las empresas dedicadas a la exportación de bananos en el Perú, se cuenta con: Corporación Peruana de Desarrollo Bananero, Bio Costa SAC, Grupo Huatalco SAC, Inkabanana SAC, entre otros.

CEPIBO, integra a 1500 productores de la zona

COMERCIO JUSTO

Los efectos de la Norma europea sobre el plátano no son totalmente positivos, sobre todo cuando se mira desde la perspectiva de los productores y trabajadores de las plantaciones. Además, la producción de plátanos conlleva costes sociales y ecológicos elevados. La otra via del comercio justo, lanzada por la agencia neerlandesa de desarrollo Solidaridad y retornada ahora por Euroban, pretende proteger a los pequeños y medianos productores, así como a los trabajadores de las plantaciones. Para conseguir este objetivo, es imprescindible encontrar otras vías de acceso al mercado para los plátanos producidos en condiciones social y ecológicamente aceptables. Esta iniciativa no es nueva. No hace muchos años, se vendían plátanos nicaragüenses en varios países europeos, sobre todo en las tiendas solidarias, para apoyar a la revolución sandinista. Cuando Chamorro venció a los sandinistas, se acabó la venta de “Nicas” en muchos países. La comercialización en el mercado europeo de plátanos cultivados en condiciones social y ecológicamente aceptables debería impulsar la producción, el comercio y el consumo sostenible de los plátanos. Actualmente (septiembre 1995), hay dos vías principales en el fomento del comercio de plátanos “justos”. Primero, se coopera a nivel europeo con ONGs de Alemania, los Países Bajos y Gran Bretaña para ejercer presiones políticas sobre Bruselas. La idea es modificar la Norma sobre el plátano para crear un registro especial de licencias para plátanos producidos en condiciones sociales y ecológicas determinadas. Esto es esencial porque es casi imposible penetrar el mercado con nuevas iniciativas. Los contingentes han contraido artificialmente el mercado y la situación actual no deja prácticamente lugar a los plátanos “justos”. La otra actividad paralela es la formulación de una estrategia comercial. Se mantienen conversaciones preliminares con comerciantes ya activos para ver si hay posibilidad de concluir alianzas encaminadas a comercializar plátanos “justos”. Básicamente, hay dos posibilidades: la primera es ponerse en contacto con un negociante que ya tiene suficientes licencias de importación y que cumple las tres funciones comerciales necesarias para la importación: importador, agente de compensación y empresa de maduración. Esta estrategia sólo puede tener éxito si el comerciante en cuestión puede beneficiarse de ella, por ejemplo con una expansión de su mercado y con contactos con nuevos productores. Para el comercio justo, es esencial que se garantice la aplicación real de los criterios sociales y ecológicos considerados importantes. Ademas de la colaboración, la otra via podría ser la creación de una empresa independiente para la comercialización de los plátanos “justos”. La ventaja de esta estrategia es que permite involucrar a los productores. Como socios de la empresa, podrian participar en los beneficios y la formulación de la política de la entidad. Sería una opción interesante desde el punto de vista de la politiza de desarrollo. El inconveniente reside, sin embargo, en la dificultad para obtener licencias. Para no descartar esta segunda opción, se mantienen discusiones preliminares con participantes secundarios del mercado: empresas de compensación y empresas de maduración. Las organizaciones de comercio justo examinan todos los eslabones del comercio del plátano para ver si pueden ser útiles para el comercio justo. También hablan con los productores, tanto de la zona dólar como de los paises ACP, se plantean varias opciones de comercialización y elaboran las medidas de presión dirigidas a los políticos europeos. Este trabajo forma una base sólida para llevar a cabo el proyecto, del cual cuesta en este momento predecir si tendrá éxito o no. Sin embargo, las perspectivas justifican sobradamente el esfuerzo. No nos hacemos ilusiones: los platanos “justos” no harán volver el paraíso, pero estamos convencidos que esta iniciativa puede ser una salida para muchos productores de plátanos.

El plátano: El verdadero alimento universal

De esta fruta se pueden obtener las vitaminas, carbohidratos y proteínas necesarios para el organismo

Imagen

Nutritivo. En varios países del mundo el plátano ha sido integrado a la dieta diaria. Tiene alto contenido de vitamina A y complejo B. (Foto: Juan Ponce).

Por Tomás Unger

El plátano, además de rico, fácil de transportar y guardar, es un excelente y accesible alimento, fácil de cultivar, de rápido crecimiento y alto rendimiento. Con solo 10 a 15 meses entre el día en que se planta y la primera cosecha, rinde entre 16 y 48 toneladas por hectárea, por lo que es alimento básico y protagonista político en varias regiones. De la producción mundial, de 72 millones de toneladas, solo entre el 10% y el 15% se exporta.

DE ASIA VíA ÁFRICA
Cuando Alejandro Magno entró a la India, vio plantaciones de plátanos. Originario de Asia, el plátano ya era conocido y cultivado hasta Indonesia. Luego pasó al África y en 1402 llegó a las islas Canarias, entonces portuguesas. De allí el sacerdote portugués Tomás de Berlanga lo llevó al Caribe, de donde pasó al resto de América. El nombre “banano” le vino del norte de África, la palabra árabe “banan” quiere decir “dedo”. En varias regiones de África ya era parte de la dieta popular.

El plátano es una rareza botánica: no es un árbol sino una hierba. Pariente más cercano del césped que de un rosal o un papayo, el plátano tiene un tallo compuesto de hojas (como la hierba). Este falso tronco remata en una roseta de 10 a 20 hojas y puede alcanzar 6 metros. Con hojas de hasta 3,50 m de largo y 65 cm de ancho, puede llegar a los 9 metros de altura.

TUMBA MUROS
Llamado “Musa sapientium”, el plátano pertenece a las musáceas. Su pariente más cercano, el plátano verde, es más largo, no es dulce, tiene hojas ovales y da una gran variedad de alimentos (harina, frituras, etc.) que son comunes a tres continentes.

En ambas variedades el plátano es alimento básico en diversas regiones del mundo y, donde no se da, es la fruta tropical por excelencia. En Alemania, país que importa más plátanos por persona (25 kg al año), tuvo poder político. Cuando cayó el muro, dijeron que lo tumbó la carencia de plátanos en la Alemania comunista.

La Comunidad Europea instauró un protocolo bananero, que periódicamente fue motivo de pleito, porque España, Portugal y Grecia producen plátanos. Pero Centroamérica es donde el plátano pesó más en la política. El peyorativo “república bananera” tiene una base histórica. A fines del siglo XIX el plátano tuvo gran demanda y dio muy buenas utilidades. La United Fruit se convirtió en una potencia política en el Caribe y Centroamérica, donde ponía y quitaba gobiernos, pagaba mal y ganaba dinero a manos llenas. Por décadas símbolo del imperialismo económico, decidió cambiar de nombre y desde 1989 se llama Chiquita, aunque chiquita no es.

DE ISLA Y SEDA
Cultivo rápido y fácil, el plátano es uno de los alimentos naturales más completos. Las decenas de millones de toneladas que se consumen cada año son para muchos pueblos la única fuente de compuestos esenciales. Con alto contenido de caroteno (vitamina A), complejo B, y una larga lista de minerales, al peso, el plátano contiene más vitaminas que la mayoría de las frutas. Escaso en proteínas y casi sin grasas, el plátano es un excelente complemento de alimentos que los contienen.

Hay una gran variedad de plátanos. Nuestro plátano de la isla viene de Filipinas, cosa no comprobada. También tenemos el de seda, el de Guayaquil, el bizcochito, el carioco y varios más. Comemos chifles y plátano frito. Nuestros picarones deben su sabor a la harina de plátano y el Quaker que comía de chico llevaba rodajas de plátano.

HASTA LA HOJA
La hoja de plátano es la envoltura para los tamales y la pachamanca. En varios lugares del Caribe la he visto en techos. El platanero, con sus hojas y cabezas de plátanos verdes, me ha hecho sentir en casa desde Guatemala y Brasil hasta Tenerife y Zambia.

El alto rendimiento es una de las razones de la importancia económica del plátano. Una planta produce entre 50 y 100 frutos por vez. Una cabeza de nueve manos puede pesar de 22 kg a 65 kg. A esto se añade que desde que se planta en 10 a 15 meses da fruto, florece todo el año, y dura varios años. Aun en climas sin lluvia, como nuestra costa, el plátano se cultiva con irrigación.

Cosechado verde, el plátano madura (por calor) fuera del árbol (proceso que se puede acelerar con acetileno). Esto hace posible calcular el tiempo de cosecha para que el fruto madure en el transporte.

Por razones estéticas, y por no conocer de plátanos, los grandes mercados del norte lo consumen amarillo y no lo aceptan cuando ha comenzado a ennegrecer (no saben lo que se pierden). A diferencia de los tomates y tantas otras frutas que en otros climas no saben a nada, he podido comprobar que sabe lo mismo en Alaska, Suecia, Japón y Australia. Pero “mosqueado” sabe mejor.

Fuente : El Comercio.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.